Mucho más que una película

Becoming Fools, Guatemala, Indigentes, Ministerio, Proyectos, Reflexiones, Una Palabra desde Abajo, Unidad

Durante las últimas semanas, nuestros buenos amigos de Athentikos han estado trabajando activamente para dar a conocer su próximo proyecto: Becoming Fools. Esta es una narrativa que cuenta sobre la situación de los más de seis mil jóvenes de la calle en Guatemala, y la manera en que un payaso profesional llamado Italo Castro impactó sus vidas con el amor del Señor y con una visión llena de color, risas y sueños ¡al punto que algunos de ellos también quieren ser payasos!

Pero esta es mucho más que una historia para nosotros. Nos toca a nivel personal: en primer lugar, porque durante años, Italo fue parte de nuestro grupo de líderes en la Ciudad de Guatemala, y porque hemos tenido la preciosa oportunidad de ver de cerca el trabajo y entrega de muchos otros líderes y organizaciones desbordando su corazón con los brazos abiertos hacia este grupo de jóvenes que suelen solamente recibir rechazo de nuestra sociedad.

La semana pasada tuve una experiencia profunda que quiero compartirles: desayuné junto a una jovencita de 14 años llamada Gabriela*.  La parte profunda de esta experiencia es que yo ni siquiera sabía que ella iba a estar ahí, hasta que yo ya había terminado de comer. Me levanté pues llegó mi turno para hablar al frente, y la vi… Por un minuto olvidé en donde estaba, y corrí inmediatamente a darle un abrazo, de pronto me percaté y tuve que guardar la compostura para poder dar la “presentación” para la cual me habían invitado.

Me habían pedido que compartiera la visión acerca de una consulta enfocada en Jóvenes de la Calle, y el grupo frente a mi estaba compuesto de líderes, organizaciones, pastores y directores que se han empezado a reunir mes a mes, para conocerse y compartir sobre el trabajo que realizan en la Ciudad de Guatemala.

Catorce iglesias, organizaciones y ministerios para-eclesiásticos, liderados por guatemaltecos se han estado reuniendo para ver qué pueden hacer en favor de los niños y jóvenes en condición de calle. Tal vez cosas que puedan hacer en conjunto, que no han podido hacer en lo individual. Sin haberse conocido nunca, antes de estas reuniones, ahora los vemos unidos, orando juntos, reuniéndose, conociendo sus respectivos lugares de trabajo y haciendo planes de colaboración sobre cómo servir y trabajar juntos. La visión del proyecto de la película Becoming Fools ha sembrado este movimiento hacia una colaboración sinérgica, y el filme va a contar la historia de esta historia integrada para movilizar recursos para expandir su visión,  una visión motivada por niños y jóvenes como Gabriela.

Pero, ¿quién es Gabriela y qué sucede con su historia, que me motiva tanto a tomarme el tiempo de escribir esto? ¡Es algo realmente y profundamente personal!

Mi familia y yo conocimos a Gabriela por primera vez cuando ella era alumna de la escuelita de Tita Evertsz en el asentamiento La Limonada. Nos encariñamos mucho con ella y con su hermanita Elena. Les llevamos en muchas ocasiones a nuestra casa para pasar el fin de semana jugando y compartiendo con nuestros hijos y con otros niños y niñas de nuestra vecindad.

Sin embargo, luego de algunos años, Gabriela huyó de un hogar disfuncional, donde era abusada físicamente, y fue a vivir a las calles. Perdimos contacto completamente y no supimos nada de ella hasta que hace más o menos un año, Tita nos llamó diciendo que Gabriela había sido brutalmente atacada y la habían dejado tirada al lado de un desagüe en La Limonada. Nuestro corazón se quebrantó por esta niña que había jugado tantas veces en nuestra casa. Milagrosamente, ella sobrevivió este ataque y fue llevada a un hospital donde eventualmente se recuperó de este encuentro casi mortal.

Cuando fue dada de alta del hospital, Gabriela regresó a las calles, y eventualmente fue a parar junto al grupo de jóvenes de la calle que viven en “el tanque,” el lugar donde Italo les visitaba y compartía su vida. Ahí encontró gente que le rodeó con afecto y le animó, con lo que decidió cambiar su estilo de vida y aceptó la invitación a salir de las calles e ingresar al centro de rehabilitación de Shorty, en el cual ella y su familia ingresaron. Esta semana, ella estaba en el desayuno, porque Belbeth, -la hermana de Italo-, le había prometido llevarle a una consulta médica después del desayuno. Yo no tenía ni idea que ella estaría ahí, pero al igual que la metáfora de la muñeca que es reparada en Reparando que es una muestra de la gracia escandalosa de Dios, su presencia ahí tuvo gran significado para mi.

Actualmente, Athentikos está en la etapa de recaudación de fondos para poder llevar a cabo este proyecto. Pareciera que muchas personas aún no han contribuido porque no están interesados en aportar su dinero para producir “simplemente una película.” Sin embargo, estoy escribiendo esto desde lo más profundo de mi corazón para compartir con ustedes que esta campaña representa MUCHO MÁS que solo la producción de una película. Es el vehículo a través del cual la voz profética de miles de “Gabrielas” podrá ser escuchada por la iglesia de Guatemala y por decenas de miles más alrededor del mundo. Es el vehículo a través del cual los sueños y metas colectivas de más de 14 organizaciones que están sirviendo a los jóvenes indigentes, podrán tener expresiones tangibles de su amor por las calles de esta gran ciudad.

Ese desayuno la semana pasada, y la imagen de Gabriela que me veía desde cierta distancia, pero sonriente, me ha convencido una vez más a invertir en esta campaña. Quiero invertir, para que esta historia pueda ser contada, y que todo un movimiento surga. Es mi oración que cientos de personas puedan leer estas líneas y se unan a mi y mi familia en oración y consideren la oportunidad de ofrendar para esta importante visión que tiene mucho más potencial para tocar miles y miles de vidas.

Esta es una oportunidad para unirnos y ser parte de la redención de sus historias para la gloria de nuestro Dios Todopoderoso cuyo corazón rebosa de amor hacia nosotros… ¡y hacia ellos!

Sinceramente,

 

Joel Van Dyke
Director para América Latina
CMT Guatemala

*nombre cambiado



Comments :

  1. Xiomara de Fuentes dice:

    Hola Joel: soy la asistente de Fabián y desde el módulo de Noviembre estoy leyendo estos articulos. Dejame saber como contribuir con esta declaracion profetica.. tengo una hija de 6 meses y que cuido con mucho amor. y por mi cabeza pasan imagenes de niñas como mi niña que estan siendo agredidas… no puedo quedarme de brazos cruzados ante esto. POR FAVOR.. DIME COMO AYUDAR!!!!

  2. Sofía Delgado dice:

    Me resulta muy impactante la historia de Gabriela y de muchos jóvenes guatemaltecos que viven en situaciones similares o peores, pienso que como Italo al vestirse de payaso y compartir del amor de Dios en las calles no se necesitan de grandes proyectos para llegar a los corazones de los jóvenes en situaciones difíciles, sino más bien estar atenta a la voz de Dios y la forma en que quiere mostrarse y derramar su gracia y su infinito amor. Es una enorme bendición aprender de experiencias de personas como Joel, me animan a seguir adelante y trabajar con valentía.

Leave a Reply