Flores que vuelan

Mujeres, Paz, Reflexiones

Me quedé sentada, inmóvil, viendo cada detalle del proceso:  Ahí estaba ella, pequeña, frágil… se dio la vuelta y empezó a volar, cansada, despacio… como queriendo huir, sin ver hacia atrás.  Sus translúcidas alas estaban heridas.  Parecía que cada vez que las batía el dolor era insoportable, y a mi me dolía verla, agotando su instinto de supervivencia.

Y no supe definir si quería darle un nombre a la mariposa, o dibujarle alas multicolor a las mujeres que venían a mi mente… porque la imagen era tan clara y tan evidente:  y el sobrenombre de las hermanas Mirabal hacía tanto sentido al pensar ahora en la violencia de género.

floresquevuelan1

“Flores que vuelan” solíamos llamar a las mariposas, y cada vez que queríamos atrapar alguna que merodeaba en el jardín, mi papá nos decía: “Déjenlas en paz, ellas no merecen morir solo por el hecho de ser mariposas”.

Tampoco Laura, ni Mariana, ni Iris, ni Josseline, ni las hermanas Mirabal.  Ellas tampoco merecían morir por el hecho de ser mariposas: tan bellas, tan pequeñas, tan vulnerables y tan libres, hasta que alguien simplemente no quiso dejarlas volar más.

Y hoy abro el periódico y veo denuncias, manifestaciones, artículos y notas de sensibilización sobre la No Violencia contra la mujer.  Y no sé qué pensar.  ¿Qué hago con esto? ¿Qué hago con la información? ¿Qué hago con las historias conocidas y tantas más que desearía no llegar a conocer? ¿Cómo hago para ponerme de pie y ser parte de un movimiento en contra de la violencia, sin dejar que la misma violencia sea parte del movimiento? ¿Cómo me sacudo la rabia, la frustración y la impotencia en un intento por traer paz a una situación que pareciera insostenible e intolerable?

En las últimas semanas en CMT Guatemala,  nuestras conversaciones sobre la violencia nos han llevado a un punto de reflexión en el que la única manera de hacer sentido a nuestras propias reacciones, es entender cuan adentrados estamos en una cultura de violencia, que nos cuesta demasiado distinguirla. O que tantas otras veces no somos conscientes que nuestro potencial para construir, promover y buscar la paz.

Y mientras lo sigo procesando, me quedo inmóvil, viendo en silencio esa mariposa. Y valoro su esfuerzo por seguir batiendo las alas y emprendiendo el vuelo.  Y hacen eco las palabras…”no merecen morir solo por el hecho de ser mariposas”.

“La violencia es el último recurso para el incompetente.”

Isaac Asimov

Liz Herrera ama aprender, leer, tomar una buena taza de café y encontrar formas creativas de combinar sus pasiones: comunicación, ministerios urbanos, artes mixtas y acción social. Liz es periodista y ha servido al lado del equipo de CMT Guatemala desde el 2006 y ha trabajado por 12 años entre la población marginada con iglesias y organizaciones no lucrativas. Encuentra más de ella en su blog.

Tags: , , , .


Leave a Reply