El ministerio de las bancas

Guatemala, Iglesia, Ministerio, Mujeres

Un día cualquiera, al final de su jornada, era posible que debiéramos esperar por ella. Tal vez estaba en unas gradas hablando con alguna de las mujeres que trabajan en la prostitución que se mantienen afuera de la iglesia, o sino, sentada en la última banca, junto a una viuda o anciana, o quizá apresurando sus pasos para traerle unos pañuelos desechables a alguien que llora.  Ella es el mejor ejemplo que conozco de lo que llamo “el ministerio de las bancas”. 

Fotos de Paisajes en Otoño 26

Es la versión dentro de las iglesias de lo que para el mundo son los paramédicos o los bomberos, es decir los primeros en responder ante una emergencia.  Las más de las veces le tocaba ser la primera en escuchar las historias de la gente, a veces incluso antes que el pastor, el cuerpo de diáconos o la siguiente reunión de ancianos. Era ella quien a menudo debía buscar una solución más expedita a las distintas situaciones que llegaban a las puertas de la iglesia, ya fuera un cheque con el nombre equivocado, la organización de un servicio funerario para algún miembro de la iglesia o muchas cosas más.

Casi cada semana podía encontrar en su escritorio alguna manualidad, pequeños ramos de florecillas o adornos.  Cada uno era su pequeño tesoro, regalos de agradecimiento de múltiples personas a quien ella conocía por su nombre, y las historias detrás de ellas. ¡Si las bancas de la iglesia hablaran, contarían cada historia!  Pero no: ella es la persona más reservada que conozco, y cuando dice que va a orar por algo o alguien, se toma la petición muy personal, como si fuera yo misma quien se lo hubiera pedido.

Durante su tiempo laboral, vio llegar e irse a cinco pastores generales, cerca de una docena de líderes juveniles, cientos de miembros y familias, muchos planes de renovación y de construcción del templo, y luego de casi tres décadas de estar aquí, era broma casi obligada decirle que ya estaba incluida en el inventario de la Iglesia.

Y aunque en algunas ocasiones la burocracia y procesos podrían sacar lo peor de una persona, ella siempre mostró un corazón servicial, pasión, amor por Dios y su expresión de justicia y misericordia que va desde dentro y desborda más allá de su trabajo. Y fueron estas justamente las columnas de su fe y que puedo decir sin temor a equivocarme, fueron un gran ejemplo para mi y muchos otros también.  A lo largo de mi vida he visto lo bueno, lo malo y lo feo de algunas personas involucradas en el ministerio, pero ella siempre logró mantener una cualidad en su corazón para ver lo mejor, esperar lo mejor y desear lo mejor de la gente.  Dios le ha dado una dosis extra de ingenuidad, nobleza, paciencia y gracia, y muchas veces le ha tocado aplicarlas especialmente con nosotros, su familia, así como en la iglesia.ccccns9

Muchas veces, demasiadas debo decir, las personas que realizan tareas administrativas son pasadas por alto, y sus muchas horas de “ministerio desde las bancas” tienen que ser compensadas por largas horas detrás de la computadora, del teléfono o del escritorio.  Es por ello que agradezco sus 28 años de trabajo en el Señor a través de la iglesia local.

Más allá de sus años de fiel servicio en la misma institución por una gran parte de su vida, el día de hoy puedo asegurar que honró su compromiso con el Señor.  Ya que ella, más que nadie que conozca, entendió que su llamado es un llamado de vida, no de lugar.  A veces como primera persona en responder, a veces detrás de bambalinas, la mayor parte del tiempo sin ser notada, y a menudo, atesorando pequeños detalles que son la versión contemporánea de la ofrenda de la viuda: un ganchito de pelo, un lapicero, un jabón o un dulce.  Y cada uno de ellos es un recordatorio de ese llamado: hacer lo que es justo, ser compasivo y vivir en humildad delante de Dios.  (Miqueas 6:8)



Comments :

  1. rodolfo garcia dice:

    Bendiciones. He segido su ministerio a distancia, y he de admitir que siempre he sido desafiado a servir con mayor pasion dentro de la congregacion a la cual asisto.
    Actualmente me han invitado a trabajar con los jovenes y estaria interesado en fortalecer las habilidades y competencias de aquellos que asisten actualmente, podrian ayudarme? Donde les podria visitar???

Leave a Reply