“La sangre de tu hermano clama desde la tierra”

…Cuántas veces has tenido que cerrar el periódico para no seguir leyendo sobre un asesinato más. Cuántas veces has pasado frente al cordón amarillo que puso la policía en la escena de un crimen sin poder más que llorar y suplicar a Dios por las familias de los involucrados.  Una muerte más. Un joven más. Un conductor más. Un niño más. “Una vez más” es demasiado. Es  “una más” de lo necesario. Cuando el valor de la vida cobra nuevos parámetros, la violencia y la muerte están a la orden del día en cada esquina del país, la impotencia y el desconsuelo son sentimientos naturales, pero en las últimas semanas, he tratado de reflexionar en otras maneras en que la Palabra nos guía en medio de estos tiempos difíciles.

“La sangre de tu hermano clama desde la tierra.” 

Hace unos días leía el libro Poder y Pobreza del autor Dewe Hughes, y mencionaba este pasaje de Génesis 4:10, analizándolo como el sentimiento  más básico ante la falta de justicia y el uso incorrecto del poder de parte de ciertos grupos. 
Seguir Leyendo…

Dime, ¿Qué tienes en tu casa?

En Centroamérica, tenemos un acuerdo con el Seminario Teológico Centroamericano (SETECA) para desarrollar el énfasis en Misión Urbana como parte del programa de la Maestría en Ministerio.  Al momento, estamos enseñando dos materias intensivas en dos módulos al año. La semana pasada tuvimos la oportunidad de ser facilitadores en un curso enfocado en Desarrollo Comunitario Basado en Recursos Locales (ABCD por sus siglas en inglés.)

Tuvimos la bendición de contra entre nosotros a Joel Zwier, quien recientemente se retiró del Comité de Alivio de la Iglesia Reformada luego de 28 años de trabajar en el desarrollo de proyectos en Rep. Dominicana y Haití.  Tal como sucede a menudo en los entrenamientos de la Estrategia de Transformación y CTM, buscamos maneras de enlazar la academia con las calles, así que, con luego de conversar con las autoridades del seminario, invitamos al curso a un grupo de líderes en desarrollo comunitarios sin títulos académicos, así como a líderes clave de nuestras comunidades misionales en San Salvador y la Ciudad de Guatemala.

Durante el primer día, la interacción entre los experimentados en la calle, y los estudiantes inscritos formalmente en el programa de maestría, fue distante y cauteloso. Ningún grupo parecía estar dispuesto a conectarse por completo con el otro, y me fui a casa esa noche desilusionado, pensando que esta vez habíamos calculado mal al tratar de enlazar la academia con la calle.

Sin embargo, a la mañana siguiente, entramos en el diálogo centrado alrededor de la historia del profeta Eliseo con una viuda desesperada en 2 Reyes 4:1-7. En medio de un gran déficit, Eliseo le hace a la mujer una pregunta hermosa basada en sus recursos locales:  ”Dime, ¿Qué tienes en tu casa?” Un increíble diálogo se produjo entre aquellos con experiencia desde las calles, compartiendo asombrosos puntos de vista extraídos desde las profundidades de su experiencia, y los estudiantes de maestría contribuyeron con profundas reflexiones teológicas. En el proceso de desempolvar una historia del Antiguo Testamento, cada grupo retó e inspiró al otro.  Encontramos nuestro “enlace” y una gran aventura educacional se desplegó.

Además de la excelente facilitación liderada por Joel Zwier, el curso también incluyó salidas diarias al vecindario alrededor del Seminario, la visita de la Directora de desarrollo comunitario del sector, por parte de la Municipalidad de la Ciudad, y la visita a una ONG multifacética que está en proceso de relanzar completamente su estrategia de desarrollo comunitario.  Un elemento que destacó el curso, sucedió en el panel de discusión con los “actores” principales del documental “Reparando“:  Pastor “Shorty” Luna, Tita Evertz y Doña Fina (la señora de las muñecas).

En el corazón de lo que exploramos juntos en el curso, estaba la profunda verdad de que el trabajo de desarrollo comunitario que se enfoca en las necesidades y déficit, ha tenido un profundo efecto en la manera en que vemos a la gente que hemos sido llamados a servir. A menudo lleva a un primer paso de juzgar, en vez de bendecir. Aún más, en algunos casos, terminamos como conquistadores, con una percepción de un mandato espiritual a “reparar lo que está roto.” Vemos a la casa de la viuda desesperada en una comunidad marginal urbana, y vemos el vaso medio vacío en lugar de aprender a guiar el proceso con la bella pregunta basada en recursos locales que hizo Eliseo: ”Dime, ¿Qué tienes en tu casa?”

Desafortunadamente, mucho del trabajo de desarrollo aún se realiza a través del modelo con deficiencias, empezando con cosas como “Reconocimiento de las necesidades de la comunidad.” Así, el primer acercamiento que se tiene hacia el vecindario es de bendición propia.  Vemos solo las deficiencias en los lugares difíciles en lugar de ver y celebrar los recursos locales del vecindario y la comunidad, los cuales son resultado del Espíritu, que ya está trabajando en ese lugar – El Espíritu que está muy por delante de nosotros, trabajando sin nuestra ayuda. Cuando creemos que necesitamos llevarle el Espíritu Santo a los perdidos, nos convertimos en los héroes de la historia – olvidando que es la historia de Dios, no la nuestra.

Aunque Joel Zwier y yo quisiéramos considerarnos maestros expertos en el tema de ABCD que se impartió la semana pasadaen la Ciudad de Guatemala, nuestro impacto colectivo palideció en comparación a los pocos minutos  que Doña Fina (La señora de las muñecas, del basurero de la Ciudad) pasó con nosotros en la clase. Vea este video de dos minutos de la “Profesora María” y entenderá exactamente de qué estoy hablando:

 

 Dime, ¿Qué tienes en tu casa?

Joel Van Dyke
Director para América Latina

Retados y comprometidos

imageCada año, el Grupo Evangélico Universitario (GEU) organiza un campamento para estudiantes cristianos y no cristianos. Este año tuvimos la oportunidad de contar con estudiantes de la universidad nacional y de universidades privadas, tanto de la ciudad capital como de los centros universitarios de Chiquimula, Cobán y Xela. Un pequeño grupo de los asistentes al campamento habíamos tenido la oportunidad de ver el documental Reparando en sus estrenos el año pasado, y habíamos quedado muy sorprendidos y retados por la fuerza de su mensaje y porque deja una invitación clara al compromiso con el prójimo y con el entorno en el que vivimos.  Por estas razones quisimos incluir este documental en el programa del campamento. En la noche del tercer día proyectamos la película y luego tuvimos un tiempo de reflexión y diálogo con los estudiantes. Dos estudiantes moderaron la discusión, poniendo sobre la mesa algunos temas clave que la película planteaba, y reflexionando desde ellos vinculando esos desafíos con nuestra realidad estudiantil y nuestro llamado como seguidores de Jesús.


Seguir Leyendo…

Historias entrelazadas

Una de las peculiaridades de trabajar en el mismo país, en la misma línea de ministerio, es la manera en que las historias se interconectan.  Y es que conocer a tantas personas cada día, -por ejemplo si trabajara en un supermercado, o un estacionamiento, aunque lo hiciera con todo mi corazón y eficiencia-, difícilmente me permitiría recordar sus rostros e historias.  Pero cuando se trabaja en lugares “difíciles,” no es sencillo pasar la página y olvidar a las personas, aun aquellas a quienes se les ha conocido brevemente.

Jóvenes que conocí en los callejones de un barrio en el centro de la ciudad, me saludan “¡Hermana Liz!” cuando me ven entrar al centro de detención… Una mujer que conocí en un asentamiento, y volví a encontrar cuando visité el refugio para mujeres maltratadas. Y es que a pesar de que un rostro familiar produce una sonrisa inmediata, el bagaje y el camino que nos conectó inicialmente, evoca un sentimiento de nostalgia, confusión e incluso a veces, tristeza.

Seguir Leyendo…

La ciudad como salón de clase

Gran parte del trabajo de la Estrategia de Transformación en los últimos años se concentró en torno a siete intensivos teológicos, explorando formas de descubrir Buenas Nuevas en lugares difíciles. Hemos usado un enfoque de diálogo basado en preguntas para desenterrar historias, experiencias y perspectivas, que forman un fundamento teológico que honra y transforma comunidades dañadas. Este proceso ha ofrecido un espacio liberador para los líderes emergentes, para transformar formas muy personales, profundas y prácticas en muchos niveles.
Seguir Leyendo…

Apropiándonos de la historia…

Desde hace un poco más de dos años, la Estrategia de Transformación fue parte del proceso de planificación y colaboración con Athentikos, para producir una película documental sobre la transformación que está sucediendo en Guatemala. Ha llegado la temporada en que ésta película titulada REPARANDO, está exhibiéndose en diferentes festivales de cine alrededor del Continente.

Como parte del equipo de Guatemala que colaboró en este proyecto, he logrado disfrutar una faceta diferente. Aún los que contribuimos en algo mínimo, nos hemos adueñado de la historia. Todos nos sentimos parte de ella: ver el “antes” y poder ser parte del “ahora” al trabajar como un puente humano que sigue conectando las vidas documentadas. Caminar al lado de ellos, y soñar y orar juntos, conociendo de cerca el trabajo, servicio y pasión que hay en cada corazón. Por eso fue tan especial ser parte de esta proyección privada. 35 de los participantes principales, invitados de los medios locales de comunicación y más de 200 pastores participantes de la Consulta del Centro Esdras, tuvimos la oportunidad de ver juntos por primera vez la película.
Seguir Leyendo…