Por Favor, Pregúntenme

Usado con Permiso
Publicado originalmente en inglés.

 “¿Cuál es la mayor lucha para ti ahora – después de dejar la prostitución y tener una nueva vida?” Nadie me había preguntado eso, pero ¡REALMENTE DESEO HABLAR DE ESO!

Está siempre en mi mente. Mis experiencias y también la realidad de la prostitución en este mundo, y el papel que puedo jugar en ayudar a disminuirlo… Todas estas cosas están en mi mente cada día. Nunca dejo de pensar en la prostitución. Es un horror que debe terminar.
Seguir Leyendo…

¿Quién tiene el mensaje?

Me preparé para compartir un día en la comunidad  de Apopa donde  pastorea Saúl Henríquez, quien durante años ha sido parte de los entrenamientos de la Serie de Salmos de la Calle.  Durante varios días trabajé el texto bíblico contando con las herramientas de exégesis y hermenéutica, dialogué con el texto, busqué palabras en el diccionario para  que me ayudaran a reforzar el mensaje. Tenía listo el bosquejo con su clásicos tres puntos.

Mi sorpresa fue cuando llegué al lugar que me habían invitado. El grupo que se reúne cada semana en esta congregación, era completamente diferente a otras iglesias. Yo sabía que la gente le decía “la iglesia de los alcohólicos,” pero hasta esta visita, pude darme cuenta de las implicaciones de esto. Estuve viendo a las personas por un largo rato, tratando de encontrar sus realidades y el mensaje que yo quería compartirles. ¿Cómo podía encontrar eco mi sermón, con sus olores, su hambre, el frío de la noche, con la “goma” que ellos estaban pasando, con su pobreza tan declarada en sus rostros, con su ropa que no entendía de decoros ni matices, con el color del lápiz labial retorcido por los labios y las mejillas producto de muchos besos nocturnos?
Seguir Leyendo…

Encontrando un nuevo refugio

La Celebración de Liberación comenzó en enero del año pasado. Fue la idea de Jorge Cerritos, el pastor de la iglesia “Ciudad de Refugio” en las afueras de la Ciudad de Guatemala. Ese es el nombre de la iglesia, pero también, el concepto. Un lugar de seguridad en medio del caos. Así que, Jorge decide invitar a los hombres que pueden ser encontrados cada domingo bien temprano en las pequeñas cantinas cerca del estacionamiento de buses… ya sea recuperándose de una dura noche llena de alcohol, o comenzando el día entumeciendo sus cerebros… a desayunar.

Los hombres de la pequeña iglesia en la precaria colonia en el municipio de Villa Nueva del departamento de Guatemala reúnen al rebaño de borrachos y desorientados y los llevan a un pequeño garaje  que sirve como salón de reuniones de la iglesia. Ellos sirven una sopa abundante o huevos y tortillas. Además ellos comparten sus historias. Parece ser que la mayoría de los hombres de la “iglesia” fueron borrachos. Jorge da una apasionada, muy cargada, muy bíblica charla acerca de una mejor respuesta a los desafíos de la vida que la que se encuentra en una botella.
Seguir Leyendo…